Thursday, January 05, 2006

Más regalines.

Regalos anticipados de reyes, los programas 3 y 4 de Popnorama, concretamente el 3 es muy bueno, o eso quieren creer Iago y Pablo. No se me ocurre ningún comentario ingenioso a la par que ofensivo contra ellos, así que en vista de que lo de las fotos de la gente no ha servido más que para elevar el tono de los insultos entre los componentes del equipo, os dejo los enlaces sin más. Son aproximadamente 5o megas, estos están enteros desde el principio, a diferencia de los dos primeros.

Que os traigan muchas cosas los reyes, que por cierto son los padres, y Bruce Willis está muerto desde el principio.

Programa 3

Programa 4

Haceis click derecho sobre el logo de Download y "guardar enlace como..." o "guardar destino como..."

Popnorama

7 comentarios:

iago said...

joder yo m esperaba mi foto extremadamente sonriente o algo asi, pa otra vez sera...i

Pablo said...

recuerdo a todos q este año empiez ppopnorama teniendome a mi como presentador...si, ya lo se, estais impacientes...

8a said...

Esa foto es demasiado absurda para ponerla, podrías acabar con un terrible mote que ni tan siquiera podría ser mencionado en público.

iago said...

nines: como presentador estas siempre aunque no se note tu aportacion. lo q vas a ser el martes es director, osea q preparaos para el caos

maria said...

maquina, eres un fiera, vuelve a imitar al neng por dios!!!!

la foto sonriente de iago merece un sitio en el blog, pa que todo el mundo se descojone un ratillo!

popllonero said...

A ver Maria, la foto de Iago dejala mejor donde esta, no hay q atormentar a la gente con esa cara digna de cualquier pelicula de terror de bajo presupuesto.

Y ¿cómo? ¿Pablo director?, esto va a ser peor que el efecto 2000, ¿y que sera lo siguiente?:¿un book fotografico de Iago? ¿una seccion donde 8A escuche los problemas de la gente? ¿que el Makina monte un programa de radio para el solo?, sea lo que sea esto va a ser una debacle...

Pablo said...

poe cierto, alguien se acuerda del efecto 2000? al final fue una leyenda urbana